Mostrando los 9 resultados

Sort:
Show:

¿Qué es un sistema de purificación de agua?

Los sistemas de purificación son procesos a los que se somete el agua cuando esta ha tenido contacto con agentes contaminantes para eliminarlos y lograr una mayor pureza en su composición, con el objetivo de elaborar un producto de calidad apto para el consumo humano.

Se cree que estos sistemas son métodos contemporáneos, pero en realidad el primer sistema de purificación efectivo fue creado en 1827 por James Young Simpson y tuvo validez en el mercado al demostrar su efectividad para darle un tratamiento adecuado al agua.

Métodos de purificación de agua Desde aquel primer sistema de purificación a la época actual, se ha modernizado el proceso de purificación, gracias a los avances tecnológicos y a los diversos estudios que se han hecho para aplicar distintos métodos que ayuden a dar las condiciones óptimas al agua para hacerla Potable.

Dentro de los más métodos más conocidos en los sistemas de purificación del agua se encuentran:

  • Cloración. La cloración es un método de desinfección química que consiste en añadir cloro al agua residual para matar los microorganismos patógenos que contiene. Por varios años se han empleado distintos tipos de cloro como procedimiento primario para tratar el agua mediante su acción germicida.
  • Uso de filtros. El uso de filtros, mejor conocido como filtración, es el proceso de separación de sólidos en el que se emplean filtros de sedimentos en los que quedan atrapadas las partículas que se encuentran suspendidas en el agua. Por medio de este tratamiento es posible eliminar residuos como tierra, arena o metales pesados que vuelven turbia el agua.

Algunos filtros que se usan son:

Arena. Los filtros de arena ayudan a separar las partículas de diferentes tamaños que posee el agua, tienen una capacidad de retención de hasta 25 micras. Suavizador. Los filtros suavizadores o “ablandadores” reducen la cantidad de calcio y magnesio en el agua y por medio de un intercambio iónico logran disminuir su dureza. Carbón activado. Los filtros de carbón activado se usan para remover el cloro combinado en el agua y además, eliminan microorganismos, bacterias, color, olor y sabor. Ósmosis inversa Un sistema de ósmosis inversa fortalece el proceso de purificación y mediante sus membranas porosas (a las que se les aplica una presión elevada), se consigue separar las sales y los agentes contaminantes para obtener un agua  más ligera.

Lámparas de luz UV. Al aplicar rayos ultravioleta al agua usando lámparas de silicio cuarzo es posible eliminar hasta un 99.9% de agentes patógenos. Las longitudes de onda de la luz actúan en el interior de los
purificadores que poseen este método de desinfección.

Ozonificación. El ozono es un compuesto químico y desinfectante efectivo contra todo tipo de patógenos transmitidos por el agua, por ello se ha utilizado ampliamente en el ramo de la purificación del agua, debido a que este agente microbiano evita la formación de nuevas bacterias y le otorga un periodo de vida (caducidad) al agua.